En la actualidad, la transferencia de embriones ha experimentado importantes avances como técnica reproductiva para el mejoramiento genético de nuestro ganado, despertándose cada vez más el interés de los ganaderos en la aplicación de esta biotecnología. La misma permite aprovechar, de manera más eficientemente que la reproducción natural, vacas de alto valor genético, ya que se pueden obtener un gran número de crías provenientes de vacas superiores genéticamente. De esta forma se impacta de manera positiva en la productividad de las unidades de producción, ya sea a través del incremento de la producción de carne o de leche.

¿En qué consiste la transferencia de embriones?

La transferencia de embriones es un procedimiento mediante el cual un embrión es colectado (lavado) o recuperado de los cuernos uterinos de una donante y luego transferido al útero de otra vaca receptora para que esta última se encargue de completar el proceso de gestación y parto. El procedimiento comienza sobre-estimulando a la donante, administrando dosis de hormona folículo estimulante (FSH) dos veces por día por 4 días consecutivos, lo que resultara en la súper-ovulación de la hembra. Esta técnica se le conoce como MOET por sus siglas en ingles Multi-Ovulation & Embryo Transfer o Superovulación y Transferencia Embrionaria.

Entendamos por súper-ovulación como la inducción de varias ovulaciones mediante la disminución de la atresia folicular con el uso de hormonas, esto se realiza con el fin de que a la hora de ser inseminadas las vacas produzcan mayor número de embriones.

Otro método que se utiliza con más frecuencia en la actualidad, muy usado en países como Brasil y Colombia, es la aspiración de folículos (ovocitos u óvulos infértiles) directamente del ovario de la vaca donadora, mediante el uso de una sonda guiada por ultrasonografía. Se le conoce como OPU (Ovarium Pick Up). Esto permite obtener ovocitos directamente del ovario sin necesidad de someter a la vaca a un proceso de estimulación hormonal con altas dosis de FSH. La sonda se introduce vía transvaginal, y una aguja atraviesa el fondo de la vagina y útero para llegar al ovario realizando la aspiración. Este proceso es guiado mediante el uso de ultrasonografía, la cual permite monitorear la ubicación de la aguja y de esta manera alcanzar el ovario para realizar la aspiración.

Posteriormente, los ovocitos aspirados son fertilizados in vitro para luego ser transferidos a las vacas receptoras. El proceso se le conoce como Producción de Embriones In Vitro (PEIV). Esta técnica permite obtener un mayor número de embriones que con la técnica de superovulación y lavado.

Figura N° 1.  Recuperación de ovocitos vía transvaginal.

Debemos tener presente que la biotecnología de transferencia de embriones es compleja y dependiendo del método reproductivo a usar, implicaría una inversión considerable, por lo cual el ganadero debe estar bien orientado de acuerdo a su fin productivo a la hora de aplicar elegir una de las dos técnicas, MOET o OPU-PEIV.

Con respecto a la inversión va a depender del tipo de genética y método a utilizar principalmente, es decir, el método a través de MOET implica un costo mayor por la aplicación de Hormonas, aunado a los medios para hacer el lavado y los equipos, teniendo un promedio de 450$ a 800$ aprox. por embriones. mientras que el método OPU-PEIV no requiere de esta aplicación, sino que se realiza de forma directa a la hembra a través de aspiración de ovocitos, el cual resulta más económico, teniendo un promedio de 180$ a 300$ aproximadamente.

¿Porqué considerar esta técnica como alternativa reproductiva para su establo?

Durante la vida reproductiva de una vaca y en condiciones ideales, podrá producir un becerro al año, es decir que durante toda su vida útil tendrá un máximo de 7-8 crías en promedio. Si aplicamos la inseminación artificial, podemos obtener en condiciones teóricas ideales una cría/vaca/año, utilizando en este caso, al macho como herramienta de mejoramiento genético, ya que el semen proveniente de toros superiores introduce genes deseables y mejoradores de distintos caracteres de interés productivo en el rebaño.

Cuando utilizamos la transferencia de embriones, aceleramos el proceso de avance genético debido a que utilizamos vacas donadoras élite y semen de toros superiores genéticamente, lo cual acelera aún más el proceso de mejoramiento genético. Es decir, con la TE aprovechamos el aporte materno y paterno para obtener animales superiores. Por otra parte, si para elegir a las vacas donadoras y los toros a utilizar, contamos con métodos avanzados de selección genética como el Modelo Animal, podremos seleccionar vacas donadoras y toros de acuerdo a sus DEPś (carne), toros genómicos o probados en el caso de leche, optimizando al máximo el proceso desde el punto de vista genético.

Aunado a lo anterior, y teniendo presente el avance genético a través de la TE, también podemos aumentar la presión de selección, disminuir el intervalo generacional, y obtener numerosas crías con mayor valor económico.

Entre otras ventajas que nos permite la aplicación de esta técnica de reproducción asistida tenemos:

1.- Posibilidad de obtener becerros de vacas de alta calidad que por enfermedad o edad avanzada ya no son capaces de producir por si mismas una cría.

2.- Se pueden obtener crías de novillas que aún no alcanzan la edad y peso para cargarse, ya que será la receptora quien se encargue de mantener la preñez y parir la cría.

3.- Mediante el congelamiento de embriones y de la fertilización en el laboratorio (PEIV) se pueden tener crías de donadoras que ya murieron o están en peligro de extinción.

¿Vale la pena implementar este método de reproducción asistida?

Si bien es una técnica diferente a la inseminación artificial y más costosa, aplicándose bajo parámetros adecuados, desde el punto de vista genético, sanitario, ambiental, productivo y reproductivo, los resultados obtenidos son muy favorables, permitiendo la obtención de animales de excelente valor genético, crías con mejor valor comercial e incremento de la producción de carne o leche. Es decir, nos permite recuperar la inversión mediante el incremento de la productividad.

Consideraciones Generales

La clave del éxito de esta biotecnología para el mejoramiento genético radica en tener el objetivo bien definido, que concuerde con la inclinación productiva de la finca, buenos animales (donadoras y receptoras), manejo sanitario de excelencia, contar con personal capacitado, instalaciones de calidad y ambiente adecuado para la implementación del procedimiento.

 En esta era donde la tecnología cada vez está jugando un papel fundamental e importante en el desarrollo y mejoramiento productivo y reproductivo de nuestros rebaños no descartes la posibilidad de innovar, apostando a mejorar siempre tu sistema de producción.

Para mayor información Laboratorios de Biotecnología Animal Victoria, cuenta con profesionales capacitados y/o calificados prestando servicios y asesorías en las distintas técnicas reproductivas en la ganadería de carne y leche; los invitamos a contactarnos a través de las siguientes páginas:

 

administrador

No Comments

Leave a Comment